C.D. MOLAR SPORT

Descubre los beneficios del fútbol en los niñ@s

En España el fútbol es mucho más que un deporte, forma parte de la cultura y de la vida cotidiana de muchas personas. De hecho, con el paso de los años el fútbol se ha convertido una tradición muy arraigada que se ha ido transmitiendo de una generación a otra, por lo que no es extraño que los pequeños de casa también sean grandes aficionados de algunos equipos de fútbol. Sin embargo, lo cierto es que más que quedarse en las gradas a observar el partido, salir al campo a jugar al fútbol es mucho más beneficioso para los niños.

7 beneficios para los niños de practicar fútbol

1. Mejora la coordinación motora

El fútbol es un deporte muy activo que requiere estar en constante movimiento en el terreno, lo cual contribuye a mejorar la resistencia y la velocidad en los niños. También precisa desarrollar habilidades en el manejo del balón, ya sea para llevarlo a través del campo, realizar los pases o marcar un gol, un ejercicio que estimula la coordinación motora y visoespacial, así como la visión periférica, la velocidad de reacción y la agilidad física.

2. Regula el peso corporal

Al igual que el resto de los deportes, el fútbol es un ejercicio estupendo para activar el metabolismo basal y quemar calorías. De hecho, se trata de un deporte muy intenso que contribuye a reducir el exceso de grasa corporal, sobre todo la que se almacena en el área abdominal baja. Por eso, practicar fútbol reduce las posibilidades de padecer sobrepeso u obesidad a corto y largo plazo en los niños.

3. Fortalece los músculos y huesos

El fútbol es un deporte muy completo que involucra diferentes grupos musculares, a la vez que activa todas las articulaciones. De hecho, es un ejercicio estupendo pues incrementa la fuerza de los músculos, sobre todo de las piernas, a la vez que incrementa los niveles de testosterona haciendo que se forme más tejido muscular. Asimismo, su práctica frecuencia contribuye a aumentar la densidad ósea del fémur y estimula la flexibilidad de las articulaciones.

4. Mejora la salud cardio-respiratoria

El fútbol es un deporte excelente para potenciar el funcionamiento pulmonar y cardiovascular de los niños. Al estar en constante movimiento, se estimula la oxigenación de la sangre y como resultado llega más oxígeno a cada tejido del cuerpo, y el corazón y los pulmones también se benefician de ello. De hecho, muchos expertos recomiendan la práctica moderada de fútbol para fortalecer la función cardio-respiratoria en los niños desde edades tempranas.

5. Promueve el trabajo en equipo

El fútbol es un deporte de equipo, un jugador no puede llegar muy lejos sin el apoyo del resto ya que cada jugada se articula con la participación de los demás, de manera que las posiciones defensivas son tan importantes como las ofensivas. De hecho, en este deporte el esfuerzo individual debe estar dirigido al beneficio común, una enseñanza que los niños aprenderán poco a poco y que no solo les resultará útil para la práctica del fútbol, sino también en su vida personal.

6. Favorece el desarrollo de habilidades comunicativas

Otra de las características básicas del fútbol es la comunicación que debe existir entre los jugadores. De hecho, para que un equipo pueda jugar bien es necesario que cada miembro sea capaz de comunicarse con sus compañeros, interpretar sus intenciones e incluso anticiparse a sus movimientos. Estas habilidades se van ganando con la práctica y estimulan el desarrollo de las competencias comunicativas en los pequeños. De hecho, se ha demostrado que los niños que practican fútbol suelen ser más empáticos y comprensivos.

7. Protege la autoestima infantil

A diferencia de los deportes individuales, en el fútbol los jugadores están menos presionados a destacar de forma individual ya que siempre forman parte de un equipo. Como resultado, los pequeños pueden disfrutar más del juego y su autoestima no se ve tan comprometida cuando no logran los resultados esperados.


C.D. MOLAR SPORT